Translate

viernes, 6 de enero de 2017

Ser feliz o trabajar toda tu vida en no serlo

Hoy me he levantado tras 48 años de vida en este planeta,(no se si he vivido en otro). Y después de la decisión de ayer, me despedí de mi trabajo, me he dado cuenta de algo que debería ser inexorable y nuestra única meta. Ser feliz.
Estaba en un trabajo que per sé me hacía sentir preso de la vida, una vida triste y oscura. Casi 60 horas de trabajo en horario partido, con plena dedicación y librando a partir de la tarde del sábado. Podríais decir que era afortunado, quizás, si ganara 20000€, pero ganando la mitad, no era el trabajo precisamente de mi vida. Necesitaba salir de la oscuridad, para ver la luz y nuevos horizontes, y cuando no te pones obstáculos,abres el abanico de posibilidades, las metas se amplían.
En su día fuí barrendero, no era el mejor trabajo del mundo pero ganaba lo suficiente y tenía tiempo. La mayor ansia que deberíamos tener no es ganar mucho, porque para ello no hay fin, sin embargo el tiempo es el mayor tesoro que podemos atesorar, incluso tiempo para rascarnos la barriga.
En España hasta el más triste autónomo que tenga trabajadores a su cargo está acostumbrado a que se trabaje horas extras gratis, no digamos de empresas consolidadas. Es un mal endémico que no comprendo, realmente te están robando dinero, porque tu tiempo es dinero. Y nos callamos por miedo.¡Vale ya¡ El miedo, el maldito miedo que nos hace presos,infelices. Hay que gritar de una vez: ¡Yo no me vendo gratis¡
Asi que en esta nueva etapa de luz, espero no volver a entrar, a no ser por necesidad, en la negrura empresarial a la que estamos acostumbrados y nos parece normal. Esa aberración anti natura que nos roba parte de nuestra vida sin ningún beneficio, a veces ni para el empleador.
Se puede ser fiel, responsable, buen trabajador, sumiso. Que normalmente la única respuesta es denigrante o infravalorada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta tus impresiones sobre este post.....