Translate

jueves, 15 de mayo de 2014

Azúcar la droga universal que nos hace más estúpidos y gordos

Todos pensamos que el azúcar sobre todo la blanca, la refinada es un alimento más, de hecho la consumimos sin problemas y nadie ha dicho que sea perjudicial, sino sólo para los que son diabéticos.
Pero hay algo que no sabemos en general del azúcar. Cada vez hay más evidencias de que produce adicción, ¿es posible que pueda considerarse una droga?. Hay elementos suficientes para considerar que si. Su fórmula químicas es muy similar a la del Clorhidrato de cocaína. Y funciona de forma similar en los receptores de placer del cerebro. Cada vez hay más artículos relacionados al respecto. El azúcar es más adictiva que la cocaína. 

La auténtica culpable de la obesidad es el azúcar no la grasa, sus calorías huecas tal como la fructosa o el jarabe de maíz de alta fructosa que se usa en miles de productos elaborados provocan que este exceso de calorías el hígado las transforme diréctamente en grasas.
Robert Lusting pediatra endocrino de la Universidad de California ha elaborado un informe que nos lleva a considerar que el azúcar es tan perjudicial para la salud como el tabaco, y por lo tanto debería tener las mismas restricciones que el mismo.
Otro gran problema añadido es que sabiendo su poder adictivo, las grandes empresas transnacionales de alimentación y otras más locales han incorporado a casi todos sus productos alguna cantidad de azúcar, nos dicen que por hacer el sabor más agradable, pero está claro que no es así. Una lata de Coca-Cola puede tener 9 cucharadas de azúcar. El pan, las verduras congeladas, mire la etiqueta, aunque no se fíe, hay azúcar en casi todo alimento procesado.
No sólo el pan de esta marca lleva azúcar, todos suelen llevarla

La fructosa, el azúcar refinada crean resistencia a la insulina, crea peróxido de hidrógeno en las células tal como el alcohol y las daña. Es el principal alimento de las células cancerígenas. La fructosa natural la de las frutas viene con algo muy importante, la fibra de las mismas que mitiga los efectos negativos, ayuda hacer más lenta la absorción en el hígado, dándole la posibilidad de adecuarse.
Nos han contado que el cerebro necesita AZÚCAR, es otra milonga de la industria azucarera, lo que necesita el cerebro es glucosa, el hígado convierte la glucosa en glucógeno que es pura energía, pero el azúcar y la fructosa la metaboliza en grasa, causando obesidad, acumulando grasa en el mismo y llevándonos a esta enfermedad metabólica crónica que es la diabetes.
Os dejamos la conferencia de este científico americano sobre el azúcar, pero si miráis por la red os encontraréis cientos de estudios sobre el tema.
Es muy importante el concienciarnos de este problema y como lo utilizan las grandes empresas de alimentación para crear adictos a sus productos, pero además es digno de señalar que el uso de esta sustancia, el azúcar nos hace más tontos y estúpidos, según nuevos estudios lo demuestran.
¿Que intereses existe para utilizar este aditivo tan adictivo en todos los alimentos procesados? ¿Voluntad empresarial o incluso política? Suena a conspiración, no lo sabemos, sólo que es una realidad y debemos tenerla en cuanta. Hay alternativas, sirope de ágave, azucar integral de caña(la auténtica no la "coloreada" del supermercado) y la gran desconocida Estevia (pero cuidado, Truvia sólo lleva el 1% de Esteviosidos, el otro edulcorante es un alcohol perjudicial).